miércoles, 13 de febrero de 2013

Desmadre a la conquense

Hasta dónde habrá llegado el desmadre del pelotón gansil esta tarde, que hasta en la fotografía faltan tres gansos. Hemos hecho una ruta propuesta por el Plumilla: subida a la Plaza Mayor, más subida al Castillo; más subida a las antenas (aquí el amigo Gepeese iba pensando echar mano al Plumilla para "desplumarlo" ya poco a poco). Desde allí por las sendas, en parte inéditas, que ya conocemos bajamos al camino de la fuente de Martín Alhaja, no sin antes separarnos de Sádaba y el Virutas y perder a Hoyo 4 que se había quedado esperando al Plumilla. En el puente de Valdecabras, el Guardián, la Chiqueta y el Plumilla han acortado para casa y los demás nos hemos llegado al Chantre para volver por la carretera tranquilos a casa. Bueno, lo de tranquilos es un decir, Sádaba ha visto que nos ha adelantado un "pobrecico" y se ha oído por detrás del pelotón un ¡Dejadme paso! que si no nos apartamos nos manda al río. Ni que decir tiene que el pobre muchacho pasó a mejor vida, deportiva se entiende.

No hay comentarios:

Publicar un comentario