martes, 29 de octubre de 2013

26 y 27 de octubre. OTOÑAL 2013


La Otoñal de este año ha discurrido por el Hayedo de la Tejera Negra y sus alrededores, un parque natural situado en el límite entre las provincias de Guadalajara y Segovia, junto a la Sierra de Guadarrama -en el Sistema Central- a 240 kms. de Cuenca.
La jornada del sábado comenzó muy temprano, saliendo hacia Cantalojas a las 5 a.m. con los coches y el remolque. A las 10 h. aprox. comenzamos a pedalear por preciosas y exigentes carreteras secundarias de montaña; hacia mediodía comimos unos bocatas y poco después llegamos hasta el Puerto de la Quesera a 1715 mts.
Era primera hora de la tarde. A partir de este punto, con 50-55 kms. recorridos, comenzó una aventura realmente difícil de describir. Siguiendo una senda marcada en Wikiloc, continuamos ascendiendo a pie a través de laderas pedregosas coronando el Alto del Parrejón (2030 mts).


Hay que reconocer que las vistas desde allí eran únicas, impresionantes. Sin embargo, el avance resultaba ciertamente muy dificultoso, y era sólo el principio de lo que nos esperaba después. El track elegido no era ciclable y nos encontrábamos en plena Sierra de Ayllón con la tarde avanzando deprisa.
Después de preguntar a un guía que acompañaba a unos senderistas y de ver en el GPS una pista, nos dirigimos hacia ella por el Collado del Hornillo pero los matorrales y jaras lo invadían todo, las escarpadas rocas que había que superar hacían muy lento nuestro avance y el cansancio por tener que llevar en muchas ocasiones la bicicleta al hombro comenzaba a hacer mella. La imperceptible senda había desaparecido.
Y el sol avanzaba inexorablemente y comenzaba a ocultarse entre los picos cercanos.


La exigencia física tan grande comenzó a causar calambres y provocó un esguince de tobillo a nuestro compañero El Brigadier. Se agotaron nuestras existencias de agua. La cosa se ponía fea porque nuestra marcha era muy complicada y cansadísima, a veces haciendo una cadena para poder superar algunos pasos rocosos pasándonos las bicicletas de una en una.
Se hizo de noche, la temperatura comenzó a bajar y la pista no aparecía. Como decía El Virutas, estábamos en modo supervivencia.
Finalmente, después de más de cuatro horas de pelear, descendimos por una empinada ladera cuajada de pinos, con ramas y matorrales que nos impedían el paso y salvando constantes terrazas, iluminándonos únicamente con los frontales y pequeñas linternas. Eran las 20:30 pm. cuando llegamos a la pista por la que retornamos a Cantalojas. Una experiencia límite difícil de olvidar que puso a prueba el temple, la fuerza y la madurez del grupo y de cada uno de los gansos.
Y eso sí, como buenos gansos, cuando llegamos al Hostal-Restaurante El Hayedo dimos buena cuenta de unas buenas pintas de cerveza, unas croquetas de boletus, un cabrito entero asado y unas copas finales para rematar, celebrando el cumpleaños de Panoramix. Un cumple que, como él dice, será inolvidable.


Al día siguiente, domingo, realizamos una ruta “bien señalada con balizas” por el interior del Parque Natural disfrutando de un día espléndido, un ambiente fresco y limpísimo y unos parajes impresionantes.
La paella final puso fin a nuestra Otoñal-2013.


Total de kms. realizados: 75 + 31 = 106
Entre la bandada ya comienza a comentarse una posible salida Primaveral.

No hay comentarios:

Publicar un comentario